Sáb. Ene 28th, 2023

Todas las intervenciones quirúrgicas, estéticas o no, provocan molestias y requieren que el paciente siga una serie de precauciones para que la convalecencia sea buena y lo más rápida posible.

Pero hay zonas que son especialmente sensibles al movimiento, como el abdomen, los muslos o los glúteos. Estas áreas se ven afectadas cada vez que te mueves, y esto puede hacer que la recuperación sea mucho más lenta y que las molestias sean más notorias.

Para que la recuperación sea lo más rápida posible, la mayoría de las veces los especialistas recomiendan el uso de una faja post quirúrgico o faja post operatoria, que se utiliza para mantener la zona inmóvil para que la herida quede más protegida y pueda cicatrizar más rápido.

¿Qué es la faja post quirúrgica?

Es una prenda confeccionada con tejidos elásticos, generalmente lycra. Su objetivo es aplicar una presión constante y uniforme sobre la zona. Las más habituales son las fajas post quirúrgicas para el abdomen, pero también existen fajas especiales para otras zonas del cuerpo, como los muslos o las caderas.

¿Cuándo se recomienda utilizar este tipo de fajas?

Los especialistas recomiendan el uso de fajas post quirúrgicas en casos de operaciones quirúrgicas como liposucción, reducción de abdomen o abdominoplástia, y también en casos de dermolipectomía. Además, también se utilizan después del embarazo tanto en caso de cesárea como en caso de parto natural.

¿Qué trae la faja?

La faja se adhiere a la piel manteniéndola firme y protegida. Esto ayuda a reducir la inflamación de los tejidos, al mismo tiempo que reduce los dolores y molestias que suelen aparecer después de una operación. Además, también permite reducir la flacidez cutánea y muscular y corregir la postura.

Además, otro de sus beneficios es que otorgan al paciente un mayor control sobre sus movimientos, moldeando su cuerpo de forma discreta, ya que no se notan bajo la ropa.

Ventajas de usar una faja post quirúrgico

Las ventajas pueden ser muchas, pero veamos cómo se pueden resumir:

  • Es cómodo. Ayuda a comprimir el área tratada y esto minimiza el movimiento del tejido dañado, haciendo que el paciente se sienta más cómodo y con menos molestias.
  • Mejora la circulación, lo que a menudo reduce la inflamación y acelera la curación.
  • Reduce la aparición de hematomas e inflamación. Ayuda a reducir la retención de líquidos y por tanto también la inflamación, lo que a su vez ayuda a que los hematomas provocados por la operación desaparezcan antes.
  • Reduce el riesgo de complicaciones. Facilitan el paso del líquido y evitan que se acumule, reduciendo así la aparición de problemas como los seromas.
  • Reducen el riesgo de que aparezcan irregularidades en la piel. La faja ejerce una presión uniforme sobre la zona tratada, por lo que la piel se adhiere mejor, mejorando su cicatrización y evitando irregularidades en la cicatriz.

¿Cuánto tiempo se debe usar la faja?

No hay un marco de tiempo concreto, realmente depende del tipo de operación al que se sometió el paciente y cómo se desarrolla el proceso de convalecencia. El especialista indicará entonces en cada caso cuándo puede dejar de usar la faja.

El uso medio de la faja es entre 4 y 6 semanas postoperatorias, con un uso diario de aproximadamente 22 horas, pero a medida que finaliza la recuperación, el uso de la faja disminuye y ya no será necesario llevarlo tantas horas al día.

¿Cómo elegir la faja?

A la hora de elegir la faja post quirúrgica se debe tener en cuenta un factor fundamental: el tipo de cirugía realizada. Además, se debe saber que la faja debe cubrir toda el área tratada durante la operación.

Dependiendo del tipo de herida que quede tras la operación en la zona del abdomen, puede ser recomendable utilizar un cabestrillo con cremallera en el lateral o en la zona de la espalda para reducir las molestias.

Es recomendable que la faja sea de material hipoalergénico, preferiblemente de algodón, para proteger la piel de las molestias que produce la cremallera. Esto también ayuda a evitar alergias u otras molestias asociadas con el uso de pañales durante muchas horas al día.

Los expertos aconsejan a los pacientes que compren el cabestrillo antes de la cirugía, para que puedan comenzar a usarlo de inmediato. Lo mejor es comprar al menos dos fajas para tener siempre una limpia a mano. De esta forma evitarás problemas de infección y dermatitis.

Hay que tener en cuenta que después de la cirugía, la zona tratada suele estar hinchada y esta inflamación va desapareciendo con el paso de los días, por lo que es importante disponer de una faja que se pueda adaptar a las nuevas dimensiones del cuerpo en todo momento durante la proceso.

Cuidado sobre las fajas

Las fajas son prendas resistentes pero también delicadas, por lo que es necesario tomar precauciones para lavarlas y secarlas. Si no se presta atención básica a estos tejidos, lo más normal es que se deformen y pierdan su forma original, perdiendo también sus cualidades.

Lo más recomendable es lavar la faja a mano con detergentes neutros, evitando los productos abrasivos. No uses secador de pelo para secarlos, ya que puede dañar la lycra. Tampoco es conveniente secarlos directamente al sol en verano. Después de haberlo sacado del agua, no se debe exprimir para secarlo, ya que esto también puede deformarlo.

Muchas fajas tienen broches y cremalleras de metal que deben secarse con la ayuda de una toalla o una toalla de papel. Una vez secos estos elementos metálicos, ya se puede extender la faja sin problemas.

Si los cierres son de plástico, hay que tener en cuenta que exponerlos directamente al sol a altas temperaturas puede deformarlos.

Así como es importante elegir la faja adecuado, es igualmente importante utilizarlo de la forma indicada por el especialista y cuidarlo adecuadamente para que no pierda sus cualidades. Solo así tendrás una faja post-quirúrgica verdaderamente efectiva.

Estilo Colombia

Si quieres comprar una faja colombiana de calidad no dudes en entrar a Estilo Colombia. Aquí encontrarás las mejores fajas colombianas.

Con Estilo Colombia podrás asegurarte de conseguir esa faja que tú necesitas ya que tienen un amplio catálogo ya que podrás encontrar un amplio catálogo y ver todo tipo de fajas, fajas levanta glúteo, post quirúrgicas y demás.

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *